domingo, 15 de enero de 2012

LEPIDÓPTEROS, VAMPIROS DEL COGOLLO: ROSQUILLA Y PLUSIA.




Muy conocidas ya por muchos, los problemas que causan las orugas son habituales desde hace ya tiempo en gran parte del territorio español, principalmente en zonas costeras de clima templado,o sea la costa mediterránea.

Los cultivos industriales de frutas y hortalizas en zonas moderadamente húmedas y cálidas han allanado el camino año tras año para que ciertas especies de mariposas encuentren en ellos el hábitat ideal para reproducirse hasta alcanzar niveles de plaga, atacando hojas y frutos causando gaves daños en las cosechas, siendo muy difíciles de erradicar con métodos no perjudiciales para el resto de la fauna y flora terrestre o acuática.


Los tratamientos con pesticidas que se aplican a las plantaciones para controlar esta plaga, solucionan el problema a corto plazo, pero son muy perjudiciales a medio y largo plazo, ya que eliminan también los insectos depredadores naturales de estas orugas y mariposas. Además, provocan el desplazamiento de las colonias de mariposas hacia núcleos de población en donde no encuentran resistecia alguna debido a la baja biodiversidad existente en estas zonas.
Es importaante conocer bien al enemigo a fin de poder combatirlo con la máxima eficacia.
Sp. Exigua o Rosquilla Verde: Es una plaga polífaga y migratoria. Las poblaciones alcanzan el máximo en verano. De hábitos nocturnos. Por su biología puede conducir a una explosión de la población en el cultivo en un plazo corto de tiempo. Puede tener hasta 6 generaciones anuales en un clima cálido.
Seguramente conoceréis ya alguna de estas especies deboradoras de cogollos, las más comunes son la Spodoptera Exigua y la Spodoptera Littoralis -Rosquilla Verde y Rosquilla Negra o Gardama respectivamente. Veámoslas con detalle en sus cuatro estadios, adulto (mariposa), huevos, larva (oruga) y pupa (crisálida).
:
Adultos: posee una envergadura alar de 2,5 a 3 cm. Las alas anteriores son de color marrón terroso a gris. Tienen dos manchas: orbicular y renal de colores anaranjados características, que destacan del resto. Las alas posteriores son blancas con nervaduras más oscuras y el borde de las mismas es de color marrón negruzco difuso.
Huevos: se encuentran normalmente depositados en pequeños grupos (10-250 huevos), recubiertos de escamas blancas, denominados plastones. De forma individual, cada huevo presenta una coloración que va del blanco al marrón- amarillento recién puestos, y marrón oscuro antes de su eclosión. Presentan también estrías verticales y una forma similar a la de una cúpula.
El tamaño medio oscila de 0,35 a 0,37 mm.
Larvas: son de color variable, dependiendo de la alimentación e incluso de si están agrupadas, generalmente verde, cuando están en fase solitaria y de color marrón, cuando están en fase gregaria. Las larvas de los últimos estadios tienen la cabeza de color ocre, con un reticulado blanquecino. Poseen franjas oscuras arrugadas en posición dorsal y líneas a lo largo del cuerpo de color amarillo. Tienen 3 pares de patas torácicas y 5 pares de falsas patas abdominales. Su tamaño es de 1 mm. en larvas recién nacidas, y alcanzan los 30 a 40 mm cuando están totalmente desarrolladas. Cuando se las tocan se enrollan.
Pupas: son de color verde al principio, tomando después color hueso-marrón. Están provistas de cuatro ganchos en su parte inferior, cuya función es la sujeción del adulto al emerger de la crisálida. El tamaño medio es de 20 mm.
Sp. Littoralis. Rosquilla Negra o Gardama: Es una plaga altamente polífaga y migratoria, con notables fluctuaciones en sus poblaciones. Las poblaciones alcanzan el máximo en septiembre-octubre con 3 generaciones anuales.
Adultos: poseen una envergadura alar de 3 a 4,5 cm. Son de color marrón claro pero con múltiples manchas, con dibujos poco definidos a base de gris, negro y blanco como colores predominantes. Las manchas alares son estrechas, poco definidas. Las alas posteriores son blanquecinas y con el borde delantero marrón.
Huevos: se encuentra en grupos en el envés de las hojas cubiertos con pelos o escamas del abdomen de la hembra, normalmente se encuentran en la parte baja de la planta. Los huevos son casi esféricos, miden unos 0,6 mm. de longitud y tienen color amarillo blanquecino.
Larvas: las orugas varían de gris casi negro a pardo muy claro. En el último estadio miden de 35 a 45 mm. de longitud. Se arrollan en espiral y se oculta durante el día en el suelo o entre la hojarasca. Las patas torácicas (3 pares) son negras, mientras que las falsas (5 pares) abdominales son de color marrón oscuro por su cara externa y claras en su cara interna. Tienen una línea media dorsal flanqueada a cada lado por dos franjas rojas amarillentas y puntos pequeños amarillos en segmentos. Se distinguen por otras spodopteras por cuatro manchas triangulares sobre el cuerpo.
Pupas: las pupas se presentan en el suelo dentro de un capullo terroso, donde suelen pasar el invierno. Están provistos de dos ganchos en la parte inferior en forma de 'U' curvados hacia dentro. Su tamaño es de 2 cm.
Pues bien, me gustaria hacer especial hincapié en una tercera especie de mariposa, menos conocida, pero que desde hace unos años está desplazando a las anteriores, subiendo con fuerza desde África y que se reproduce con mayor celeridad y causa más daños que las ya conocidas Rosquillas. Es la Autographa Gamma o Plusia.
Aunque el tamaño de la oruga es más pequeño que el de las Rosquillas, los daños que provoca son mayores debido a que se reproduce en mayor número, pudiendo quedar una planta atacada por unas cuantas decenas de orugas simultáneamente. Su menor tamaño hace que sean prácticamente imposibles de detectar cuando inician el ataque, viéndose sólo cuando ya ha adquirido cierto tamaño - 5/10mm – y el cogollo empieza a ponerse marrón por putrefacción. Veamos cómo son:
Es una especie polífaga y migratoria. El desarrollo de la oruga requiere de un mes y el de la pupa unos 15 días.
Adultos: presentan una envergadura alar de 4,5 cm. Las alas posteriores son de color marrón claro, oscurecidas por su contorno. Las alas anteriores son anaranjadas rojizas o parduscas, oscurecidas en ciertas zonas. En la mitad de la parte negruzca del ala, se observa una pequeña línea blanca curvada en ángulo recto muy característica, que contorneando el borde de la mancha reniforme, asemeja en su conjunto la letra griega "gamma". El cuerpo presenta en la parte delantera tres conspicuos mechones de pelos erectos.
Huevos: se encuentran de forma aislada o en pequeños grupos. Son de coloración blanquecina, y presentan estrías verticales superficiales e irregulares. Tienen forma de cúpula. La fecundidad de la hembra es muy elevada, puede poner hasta 2000 huevos. Pueden tener dos o tres generaciones al año. Esta elevada tasa de reproducción la convierte en la más devastadora de las orugas.
Larvas: puede alcanzar en su último estadio de 3,5 a 4 cm. de longitud. La cabeza es pequeña, afilada, de color verdoso a marrón, a veces marcada por trazo lateral negro. Tiene el cuerpo afilado, engrosado hacia el final. Poseen 3 pares patas torácicas y tres pares de falsas patas abdominales. El cuerpo es, en general, de una coloración verde intenso, a veces azulada. Se pueden apreciar 6 líneas delgadas blancas y sinuosas en la parte dorsal y una línea blanca nítida a la altura de los estigmas (banda lateral). Las larvas se mueven replegando el cuerpo de una forma característica.
Pupas: son de color verde al principio, tomando después color marrón. Aparece envuelta de un capullo sedoso entre las hojas. Afortunadamente, cada vez más agricultores son conscientes de la problemática con los pesticidas contaminantes y parece que se esta extendiendo el uso de métodos más respetuosos con el medioambiente.
El Bacillus Thuringiensis (BT) de la variedad Kurstaki es muy conocido por los cannabicultores, y es un método bastante efectivo si se aplica con constancia y de modo preventivo (cada 15 dias y después de que haya llovido). Es muy importante diluir el BT en agua desmineralizada (agua destilada u osmotizada) nunca del grifo ni siquiera reposada. El cloro y las sales bajarán mucho la efectividad del bacilo. Hay quien dice que disolviendo la misma cantidad de azúcar junto con el BT, se incrementa su efectividad. Sea cierto o no, el incoveniente de éste método es que solo mata las orugas cuando son pequeñas; cuando éstas crecen, desarrollan resistencia y se vuelven inmunes al BT.
Personalmente, he sufrido estas plagas durante repetidos años, y creo que el método más eficaz consiste en poner trampas de feromonas. El resultado es una disminución más que considerable del número de ataques, quedando reducido a solo alguno ocasional, estando la trampa llenita de mariposas. Vamos a ver como funcionan:



Llenaremos el depósito de la trampa con agua hasta la mitad, así las polillas que caigan acabarán ahogándose en ella -no es necesario añadir ningún veneno en ese agua-.

La feromona que se coloca en el receptáculo de la trampa tan solo atraerá a los ejemplares macho, evitando que fecunden a las hembras y que éstas hagan sus puestas masivas de huevos.

Sólo se pone un tipo de feromona por trampa, que cubrirá un área de unos 50-60m2. Si se pone más de una trampa, con igual o distinta feromona, se deben separar unos 15 metros entre sí.


Primer haremos un monitoreo de la zona de cultivo para saber exactamente con qué bicho estamos lidiando. Intentaremos localizar y capturar los ejemplares de mariposas que veamos rondando por las plantas. Lo haremos al anochecer y por la mañana temprano. Nos fijaremos más en las mariposas 'tipo polilla' -que son las que nos afectan- que en las grandes y coloreadas. Podemos usar tiras adhesivas de color amarillo para capturarlas, aunque es preferible que queden enteras para su correcta identificación. Las mariposas macho son más fáciles de identificar ya que tienen los rasgos característicos más marcados, sobretodo en el caso de la Plusia. Es necesaria la correcta identificación, ya que cada especie requerirá su propia feromona.

Para el monitoreo, se puede también adquirir una carga de feromona de cada especie, una de plusia, una de rosquilla verde y otra de negra. Ponemos una o dos semanas un tipo de feromona y observamos las capturas. Si no hay ninguna, cambiamos a la siguiente feromona hasta que observemos capturas. Una carga de feromona nos durará toda la temporada.
Es recomandable protegernos con guantes para evitar posibles toxicidades al manipular las cargas de feromonas. Al finalizar el período de cosecha, llevaremos las feromonas usadas a un punto de recogida de residuos químicos .
Cabe decir que conseguiremos la máxima eficacia contra esta plaga combinando los tres métodos: colocación de tiras adhesivas para cotrolar la población, fumigaciones preventivas cada 15 dias con BT y por último las trampas-polillero de feromonas.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Malditas plagas toda informacion es poca, buen contenido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por visitar el blog, compartid si podéis. GRACIAS!!!

    ResponderEliminar

Saludos, muchas gracias por tu comentario.

Si te gusta sigue el blog